28 septiembre, 2020

Silencio y hermetismo en República Dominicana acerca del rey emérito

La expectación mediática en torno a Casa de Campo, una lujosa urbanización a orillas del mar Caribe en el este de la República Dominicana, y el mutismo oficial fueron en aumento este miércoles en torno al paradero del rey emérito Juan Carlos I.

En las inmediaciones del complejo residencial ubicado en La Romana, a unos 125 kilómetros de Santo Domingo, este miércoles no había otro indicio noticioso que la presencia de unos pocos periodistas locales y extranjeros frente a los principales accesos del recinto.

Mientras, el silencio continúa siendo la única respuesta por parte de la Presidencia dominicana a las preguntas de la prensa sobre el rey emérito, quien comunicó el lunes su marcha de España, sin desvelar su destino, mientras que varios medios de su país lo han situado en República Dominicana o en Portugal.

El Gobierno español tampoco ha informado del lugar adonde se ha desplazado Juan Carlos de Borbón, después de dejar su país por la repercusión de las noticias que le han vinculado con presuntos negocios ocultos en Suiza.

La Fiscalía del Tribunal Supremo de España ha asumido la investigación del presunto pago de comisiones en la construcción del tren de alta velocidad (AVE) entre las ciudades saudíes de Arabia Saudí y La Meca, al comprobar que una de las personas que podrían estar involucradas en los hechos sería Juan Carlos de Borbón.

HERMETISMO EN CASA DE CAMPO

Una calma total rodeaba este miércoles Casa de Campo, urbanización exclusiva de 28.000 metros cuadrados situada a orillas del mar y del río Chavón, una zona selvática célebre por haber sido uno de los escenarios en los que se grabó “Apocalypse Now”.

Los responsables del complejo turístico, que pertenece al empresario Pepe Fanjul, amigo personal del rey emérito, han negado el acceso de la prensa al recinto para no crear expectativas sobre la presencia de Juan Carlos I.

Fuentes consultadas por EFE en Casa de Campo han ofrecido versiones distintas sobre el ambiente que hay en el interior del complejo, pero no han podido confirmar la presencia del monarca.

Dos fuentes notaron un incremento de seguridad y de ajetreo de trabajadores en torno a un sector de mansiones con vistas a un campo de golf.

https://s.yimg.com/ny/api/res/1.2/b7PwBv4R1jYnJHxs.BCpuA--~A/YXBwaWQ9aGlnaGxhbmRlcjtzbT0xO3c9MTI4MDtoPTk2MA--/https://media.zenfs.com/es/efe.com.es/e44dff1a965988473d2ea24ef42994f8

Otra fuente dijo no haber visto nada de anormal en el enorme residencial, donde habitualmente se alojan políticos, empresarios y famosos que requieren tanto de seguridad como de discreción.

El Diario Libre, uno de los principales periódicos de República Dominicana, citando fuentes de Casa de Campo afirmó hoy que Juan Carlos I se encuentra en Portugal, acogido por la familia Brito e Cunha-Espírito Santo; aunque asegura que Fanjul tiene lista una villa para recibir al monarca si así lo desea.

Casa de Campo es un complejo residencial de alto nivel con decenas de mansiones y casas de recreo y un hotel; además de atracciones como tres campos de golf, una marina para yates, pistas de tenis, polo, fútbol, un centro de tiro y una pequeña playa.

Juan Carlos de Borbón ha visitado Casa de Campo en diversas ocasiones, invitado por Fanjul, y desde 2015 cuenta con una calle bautizada con su nombre en el complejo.

SILENCIO OFICIAL

La única información ofrecida por las autoridades dominicanas hasta el momento da cuenta de una visita de cuatro días realizada por el rey emérito el país a comienzos de marzo, sin aportar más detalles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×