La escuela Victoriano Fortunato, de Villa Mella, inaugurada hace seis meses por el presidente Danilo Medina, requiere un total de 45 personas entre maestros, secretarias, conserjes y porteros.

De estos, solo se han nombrado a tres trabajadores, incluyendo a la directora.

Pero a pesar de la falta de personal nombrado, la escuela inscribió a los estudiantes.

Decenas de padres y alumnos de la escuela protestaron este miércoles en la parte frontal del centro y exigieron el inicio de la docencia.

El director del Distrito Educativo 10-02, al que pertenece la escuela, Domingo Báez, aseguró que el retraso en los nombramientos se ha debido al conflicto entre la Asociación Dominicana de Profesores y el Ministerio de Educación por las pruebas de Medición Académica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.