15 de agosto de 2022

Iniciativa Laredo de desarrollo fronterizo para la provincia Independencia

Compartir

Escrito por: Ing. Reymi Peguero                                                                                                                                                                                                                                       Presidente de la Fundación Un Día para Mi Pueblo

La Ciudad de Nuevo Laredo es la capital aduanera de México y se ha convertido en una ciudad ejemplar respecto a las iniciativas globales basadas en el comercio internacional. Desde el año 2016 el excanciller Miguel Vargas Maldonado había anunciado que autoridades dominicanas y haitianas tomarían la experiencia de Ciudad Laredo como una iniciativa para el desarrollo fronterizo.

En ese momento fue firmada la “Declaración de Iniciativa Frontera Común” mejor conocida como “Iniciativa Laredo”. Hugo Rivera, viceministro para Asuntos Económicos y Cooperación Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores, ha firmado un memorándum con la Universidad Internacional de Texas A&M.

Se trata de un proceso que ha transcurrido por años de estudios y contactos, pero me pregunto todavía por sus efectos sobre el desarrollo fronterizo y específicamente en el desarrollo de la provincia Independencia.

La provincia Independencia hace frontera con el departamento haitiano de Ouest cuya ciudad más importante es la ciudad capital Puerto Príncipe. La ciudad de Jimaní y municipio cabecero de la provincia Independencia goza de una ubicación geográfica muy interesante debido a su cercanía al Lago Azuei (haitiano) y a un Área Protegida que es la Reserva Científica de Las Caobas (dominicano).

Jimaní es la ciudad que sirve de puente entre el Lago Enriquillo y el Lago Azuei, además de que es la ciudad dominicana más cercana a la capital haitiana. Todo lo anterior significa que Jimaní puede desarrollarse como una ciudad portuaria tanto por las comunicaciones terrestres como las fluviales. A pesar de todo lo anterior y de las oportunidades de desarrollo de la provincia Independencia, parece que la Iniciativa Laredo se ha concentrado en otras provincias.

En la Iniciativa Laredo se reunieron por primera vez los actores binacionales por un plan común para la frontera. Aunque se trata de una iniciativa inédita en la historia de la relación bilateral, es muy poco lo que se conoce sobre las características de ese plan común y de qué formas contribuye con el desarrollo fronterizo y específicamente el desarrollo de la provincia Independencia. He decidido escribir el presente artículo con la intención de describir la Iniciativa Laredo y comentar las repercusiones que tendría en nuestra provincia Independencia.

El éxito de la experiencia transfronteriza entre Estados Unidos y México ha sido elogiado durante años; no obstante, es necesario recalcar que los resultados que se dan entre esos dos Estados no son fácilmente comparables con los resultados que se den entre República Dominicana y Haití. Pienso que no es adecuada la comparación de la economía binacional entre Estados Unidos y México con la economía de la frontera dominicano-haitiana.

Las diferencias no solamente consisten en las desigualdades económicas o sociales. Entre dominicanos y haitianos existen barreras culturales y políticas mucho más reactivas que las diferencias entre mexicanos y estadounidenses.

La Iniciativa Laredo abarca una serie de inversiones público-privadas concentradas en la construcción de instalaciones empresariales, hospitales, plazas comerciales y edificios residenciales. La ciudad de Nuevo Laredo está conectada a la Interestatal 35 o conocida también como Autopista Monarca que representa una ruta comercial hasta Canadá atravesando varios estados como Texas, Oklahoma,Kansas, Missouri, Iowa y Minnesota.

El crecimiento de Nuevo Laredo se ha basado en las industrias textiles y otras menos significativas de los sectores primario, secundario y terciario. Es necesario que nos preguntemos si contamos con características que nos hagan comparables con Nuevo Laredo. Humildemente sostengo que todavía no se alcanzan las condiciones mínimas respecto a la gestión de aduana, condiciones de empleabilidad y régimen cambiario que hagan posible la Iniciativa Laredo.

El hecho de que sirva para México no significa que sirva para la República Dominicana y mucho menos bajo condiciones de extrema inestabilidad política en Haití. Propongo que se sigan dando incentivos al diálogo binacional, que se siga cooperando con la Unión Europea y que se sigan reproduciendo los incentivos de la Ley 12-21 que crea la Zona Especial de Desarrollo Integral Fronterizo hasta el año 2051.

Finalmente solicito a las instituciones involucradas una mayor difusión de la Iniciativa Laredo como ruta hacia el desarrollo fronterizo; entre esas instituciones están el Observatorio de la Zona Fronteriza a cargo de la Unidad de Estudios de Políticas Económicas y Sociales del Caribe (UEPESC) del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo y el Instituto de Educación Superior en Formación Diplomática y Consular (INESDYC) del Ministerio de Relaciones Exteriores.

reymipeguero@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×
A %d blogueros les gusta esto: