18 de octubre de 2021

Gestión de Manuel Jiménez

Compartir

El alcalde de Santo Domingo Este, Manuel Jiménez se ha mostrado impotente por no satisfacer la demanda de empleo de miles de personas que contribuyeron con su triunfo en la contienda comicial municipal de marzo del 2020. Su deseo hubiera sido dotar de empleo a todos los dirigentes del PRM y fuerzas aliadas de esa demarcación geográfica, pero es un imposible.

Y al resultar imposible ofertar cargos a todos es lógico que la situación genere disgustos en algunos segmentos del PRM. Pero es que ni siquiera el gobierno central, presidido por Luis Abinader, ha dado respuesta al desempleo de dirigentes del Partido Revolucionario Moderno del municipio Santo Domingo Este, el más poblado del país.

Es innegable, sin embargo, que tanto el gobierno dominicano como el municipal –ambos del PRM–  tienen grandes luces que exhibir, empezando por la transparencia en el manejo de los fondos públicos.

La Ley 166-03 establece un 10%, del Presupuesto de la Nación, para los municipios, pero nunca se ha cumplido y los ayuntamientos perciben algo menos del 3%. A esa situación se le suma la caída en la recaudación por concepto de arbitrios, aspecto que afecta a los munícipes en lo que toca a recibir servicios prometidos.

En el caso particular de Santo Domingo Este, empero, la gestión de Manuel Jiménez es considerada de excelente, pues hasta el momento ha dado cumplimiento a todas las promesas de campaña que aparecen en su Propuesta Municipal, en la cual las obras están programadas en diez ejes fundamentales, para implementarse en un período de cuatro años.

En sus primeros cien días, tal y como lo había prometido, limpió todos los cementerios y los mercados públicos. Hay que destacar que los mercados de Los Mina y del Almirante fueron reconstruidos. También, Manuel Jiménez, ha remozado la avenida Miguel Barceló, el anfiteatro de Los Tres Ojos, el Monumento a la Caña y el Faro a Colón. ¿Qué más puede hacer en pocos meses y en medio de una pandemia?

Es cierto que algunas empresas recolectoras de basura no han dado cumplimiento a los contratos de forma parcial, es decir, en algunos barrios, problema que se ha ido solucionando satisfactoriamente. En sentido general  el servicio de recogida de basura ha sido entre muy bueno y excelente, sobre todo si se compara con el de la gestión anterior.

Cuando el amigo Alfredo Martínez era alcalde en el Residencial Lomisa, lugar donde vive el suscrito, el camión apenas pasaba una vez a la semana a recoger los desperdicios sólidos. En la actualidad el camión recoge la basura cuatro días a la semana. La diferencia es grande. Y es grande en todos los servicios que ofrece el Ayuntamiento de Santo Domingo Este, producto del empeño exhibido por Manuel Jiménez, un alcalde que se le ve en los barrios a altas horas de la noche supervisando los trabajos.

El alcalde Manuel Jiménez prometió transformar a Santo Domingo Este, pero es un proceso que demanda de tiempo y de recursos económicos. Si se parte del presupuesto que percibe y la caída sustancial de los arbitrios, debido a la pandemia, es demasiado lo que hace la presente gestión municipal.

Santo Domingo Este es el municipio más grande del país, pero simultáneamente es uno de los de mayor nivel de pobreza, pues está lleno de barrios paupérrimos, algunos de ellos levantados en espacios inadecuados, carentes de diseños urbanísticos, donde sobresale el hacinamiento y la forma inhumana.

Desde mi humilde óptica la gestión de Manuel Jiménez, como alcalde de Santo Domingo Este,  es muy buena. Posiblemente excelente.


Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Powered by WhatsApp Chat

×