Abinader deja legado de integridad y pulcritud

Tras varios actos y honores fueron sepultados ayer lunes los restos del exsenador, catedrático, escritor y empresario José Rafael Abinader Wassaff.

Durante las diferentes honras fúnebres, el fenecido fue descrito como un personaje que estuvo presente en todas las luchas por la democracia de la República Dominicana y un paradigma de honestidad y trabajo que deja un legado de integridad y pulcritud desde que se incorporó a las labores políticas.

Abinader Wassaff emerge en la vida política como participante en el núcleo antitrujillista liderado por Salvador Estrella Sadhalá, con quien mantuvo amistad.

En 1962 se inicia en el tren gubernamental al ser designado director del Impuesto Sobre la Renta en el gobierno del Consejo de Estado. Al año siguiente cuando se inaugura el régimen democrático, fue posicionado por el presidente electo, Juan Bosch, viceministro de Finanzas.

Tras el golpe de Estado a Bosch en 1963, Abinader, en 1965, fue designado ministro de Finanzas del gobierno revolucionario del coronel Francisco Alberto Caamaño.

Su carrera como servidor público continuó en 1978, cuando el presidente Antonio Guzmán lo designó Contralor General de la República. Su experiencia de trabajo y conocida responsabilidad, honestidad e integridad lo llevaron a ocupar nuevamente la secretaría de Finanzas del gobierno de Salvador Jorge Blanco (1982-1986). Ocupó una curul como senador por la provincia de Santiago en el periodo 1998-2002.

Honras fúnebres

Los honores a José Rafael Abinader Wassaff iniciaron a las 11 de la mañana cuando sus restos fueron llevados al Salón de la Asamblea Nacional, donde fueron montadas varias guardias de honor por legisladores de los diferentes partidos políticos.

Luego fue llevado hasta la sede del Partido Revolucionario Moderno, para luego ser trasladado hasta la universidad O&M, donde se le realizó una misa de cuerpo presente.

Servidor Público

— Experiencia
En 1979 representó al Estado en la negociación para que la empresa norteamericana Gulf & Western repusiera a República Dominicana 38.7 millones de pesos, dejados de pagar al erario por operaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.